Buscar:
  1. ¿Qué es un cohousing senior?

“Es una comunidad colaborativa auto gestionada que convive en un entorno que sus miembros han promovido y diseñado, formado por unidades habitacionales privadas y espacios comunes para compartir actividades, servicios y cuidados.

La comunidad se caracteriza por:

  • Favorecer la independencia, la autonomía y el crecimiento personal de los residentes.
  • Un espacio de convivencia basado en el respeto y la tolerancia, que facilita y promueve la interacción social, la participación, la colaboración y la ayuda mutua.
  • Un espacio donde poder permanecer hasta el final de la vida, sea cual sea su circunstancia, atendidos por profesionales y con un modelo de atención digno centrado en la persona.
  • Asumir derechos y obligaciones compartidas dentro de los valores cooperativos.”

Manifiesto Cohousing senior, España, 2019

  1. ¿Cómo surge el proyecto Carpe Diem?

Es una iniciativa totalmente autogestionada (no hay promotores ni inversionistas privados), que surge en 2016 a partir de la inquietud de un grupo de amigxs respecto a los desafíos de crearnos las condiciones para vivir nuestro futuro envejecimiento como una etapa de la vida altamente productiva, creativa, y con pleno bienestar personal.

Inspiradxs inicialmente en decenas de experiencias de cohousings senior existentes en el mundo (las primeras experiencias se sitúan en Dinamarca, en los años 70), el grupo inicial fue evolucionando con el tiempo, el trabajo y el apoyo de Incubacoop, hasta que se formalizó en 2022 como Cooperativa de cohabitación y cuidados (una modalidad cooperativa que no existía en Uruguay, y fue creada a partir del impulso de Carpe Diem).

Hoy nos encontramos en la etapa de resolver la compra del terreno ya elegido, dar ingreso a nuevos integrantes hasta completar los 48 miembros que cohabitarán Carpe Diem, así como definir los detalles finales del proyecto edilicio, y pronto iniciar la ejecución de las obras.

  1. ¿Quiénes pueden ser parte de la cooperativa?

Para lograr que esta etapa de la vida sea tan activa, creativa y disfrutable como aspiramos, sabemos que el aspecto más relevante del proyecto es el de la convivencia, y por lo tanto es central la calidad de las relaciones, vínculos y afectos que sepamos construir.

Para ello aspiramos a reunirnos 48 personas que compartamos muchas cosas, pero sobre todo una actitud comprometida, participativa, solidaria, respetuosa y honesta ante la vida, la comunidad y el ambiente.

También tenemos algunos requisitos concretos al momento de ingresar: tener entre 50 y 70 años, ser autoválidx y estar en condiciones económicas para cumplir con los aportes necesarios para construir el proyecto primero, y luego para el mantenimiento de los servicios comunes.

  1. ¿De quién es la propiedad?

La propietaria (del inmueble y de todos los equipamientos comunes) es la Cooperativa de Cohabitación y Cuidados Carpe Diem, integrada y gestionada por todxs quienes decidan ser socixs y vivir en Carpe Diem, quienes además harán usufructo de dichos bienes comunes de propiedad colectiva.

  1. ¿Dónde estará ubicado el Complejo?

Ver localización del terreno – Click Aquí

  1. ¿Cómo será el complejo?

Se cuenta con un anteproyecto arquitectónico de un conjunto habitacional consolidado en dos niveles, atendiendo la accesibilidad plena, compuesto por treinta alojamientos con la misma solución tipológica y superficie (50 m2 aproximadamente), y amplios espacios comunes (salón de usos múltiples con cocina integrada y depósito, local salud, estar-biblioteca, parrillero, lavadero–secadero, estacionamiento vehicular, parque, piscina, huerta y otros).

Basándonos en esta idea original, la definición del Proyecto final se realizará con el grupo de socixs que estemos integrados a la cooperativa en el segundo semestre de 2023.

Otro aspecto muy relevante del proyecto es la gestión ambiental, maximizando los espacios verdes, el uso de energías renovables, el reciclado en su más amplio concepto y la reutilización del agua. Por tanto, para la construcción se prioriza realizar las instalaciones utilizando madera como material principal, y se introducen parámetros bioclimáticos en su diseño para lograr un edificio pasivo, prestando especial cuidado a la orientación para lograr el confort con el mínimo costo asociado.

  1. ¿Los alojamientos son todas iguales?

Si. Los espacios privados serán alojamientos de unos 50 m2, con un dormitorio, sala, cocina y baño. En los mismos podrán vivir personas solas o duplas. Hay además gran cantidad de espacios de uso común, como se mencionó en el punto anterior.

  1. ¿Cómo se combina lo privado y lo comunitario?

Cada socix o dupla, vive en su alojamiento privado. Complementariamente hay espacios de uso común, que se podrán utilizar en forma individual o grupal.

También habrá actividades comunes necesarias para sostener la vida en común, que tendremos que organizar y realizar entre todas y todos, junto a algunos apoyos contratados.

Otras actividades comunes tendrán la finalidad de mantenernos activos en forma plena en cuerpo, mente y espíritu, y también en lo relacional (internamente y con el entorno).

  1. ¿Aceptarán mascotas?

Si, en la medida que no afecten la convivencia y en el marco de los acuerdos que construyamos.

  1. ¿Cuánto dinero se requiere para ser socix? ¿Cómo es el proceso para realizar el aporte de capital?

El capital integrado inicial, que incluye la cuota de la compra del terreno, es de: 98.780 UI (aprox: U$S 15.000), más 12 meses de cuotas sociales para gastos de U$S 20/mes. Estos aportes se realizan al momento de ser aceptadxs como socixs de la Cooperativa. 

Luego se irá integrando capital para cumplir con las etapas de ejecución del proyecto (compra del terreno, su acondicionamiento, construcción del complejo, equipamiento, etc.). Cada nuevx socix que ingresa deberá integrar las aportaciones obligatorias realizadas hasta ese momento en función de las etapas del proyecto que hayan sido concluidas. El plazo global para cumplir estas etapas se estima finalice en el primer semestre de 2026, fecha probable para mudarse al Complejo.

Teniendo en cuenta que algunxs socixs puedan tener como origen de su capital la venta de su actual vivienda, se creará una Comisión para trabajar en la obtención de un “préstamo puente” que les permita contar con dicho capital hasta el momento de la venta de su vivienda.

  1. ¿El capital integrado (inversión) es igual para un cooperativista que comparte alojamiento que para uno que vive individualmente?

SI. Carpe Diem es una cooperativa de cohabitación y cuidados (asimilada a cooperativa de consumo), no de vivienda, por lo tanto, cada socix aporta el mismo capital integrado para ser beneficiario de los bienes y servicios que se brindarán.

Los valores definitivos de estas aportaciones aún no están cerrados (hasta que definamos el proyecto constructivo final), no obstante, en base a lo ya definido y a estudios que hemos venido realizando estos años, estimamos que dicha inversión será de entre USD 70.000 y USD 80.000 por socix.

Además, al momento de mudarnos a Carpe Diem quienes vivan individualmente tendrán que aportar por única vez, de manera no reintegrable, USD 9.300, mientras que quienes compartan alojamiento aportarán, igualmente en forma no reintegrable, USD 1.800 cada uno/a (Estos aportes se calculan como un % del capital integrado, por lo que puede haber variaciones en en las cifras que se mencionan). Esto busca estimular el uso de alojamientos compartidos, y además generar un fondo que permita devoluciones del capital integrado en los casos de renuncia o fallecimiento de unx socix de un alojamiento ocupado por una dupla, aún sin que ingrese unx nuevx socix.

Por otra parte, estimamos que los gastos comunes rondarán entre $ 20.000 y $ 40.000 mensuales por socix (en función de las socixs que requieren atención a la dependencia), para todos los servicios que planeamos disponer (una comida diaria preparada, mantenimiento del parque e instalaciones, energía, vigilancia y cuidados).

  1. ¿Qué pasa con lo invertido (“el capital integrado”), si unx socix fallece? ¿Lo que se aporta es heredable?

Si, es heredable el capital invertido, pero no la vivienda en sí misma. Otrx socix ingresará a la cooperativa en lugar de quién fallece, y con su aporte inicial de capital se reintegrará lo que corresponda a los herederos, según se establece en los Estatutos de la Cooperativa.

  1. ¿Y si unx socix decide irse?

También se le reintegra la totalidad del capital integrado, en el tiempo y forma que establecen los Estatutos de la Cooperativa.

  1. ¿Qué va a pasar cuando comencemos a tener limitaciones físicas?

Al momento de requerir apoyo de cuidados especiales, está previsto resolver esas situaciones en una unidad específica con infraestructura especializada dentro de Carpe Diem.

  1. ¿Cómo se va a autogestionar la cooperativa cuando todxs tengamos mucha edad? ¿Lo harán personas externas a la misma?

Hemos reglamentado los criterios de ingreso de nuevxs socixs, buscando mantener el equilibrio entre las tres franjas etarias que viven en Carpe Diem: 50 a 56; 57 a 63; más de 64 años. Además de ello, contrataremos servicios de apoyo para la Administración.

  1. ¿Cómo se definen los ingresos de nuevos socios?

Hemos diseñado un “Proceso de ingreso” que nos permitirá lograr el mayor conocimiento mutuo antes de la integración, y en el cual todxs lxs socixs que integren Carpe Diem podrán participar de la evaluación y decisión del ingreso de nuevos miembros.

La “Comisión de Ingresos”, integrada por tres socixs y designada por el Consejo Directivo, es la responsable de coordinar todo el proceso con lxs aspirantes.

  1. ¿Qué pasa si pago, pero no me quiero mudar al momento de estar en funcionamiento el lugar, sino algunos años después?

Carpe Diem es un lugar para vivir y acompañarnos cotidianamente. No es una “segunda vivienda”, ni “una inversión”, ni una vivienda para alquilar y/o prestar a otras personas.

Ser parte de Carpe Diem implica residir en forma permanente en el lugar, y cocrear nuestra vida en común.

  1. ¿Si en algún momento descubro que no me adapto a vivir allí?

Hay mecanismos previstos para que las personas puedan retirarse, cuidando el equilibrio entre la necesidad personal y el sostenimiento de la cooperativa.

  1. ¿Y si surge algún problema durante la convivencia?

Lo más importante es que todxs apostemos y trabajemos en la construcción de vínculos sólidos, basados en los valores mencionados al principio y en la proactividad de cada una y cada uno. Problemas de convivencia seguro surgirán, lo importante es qué hacemos cada unx, y el colectivo, para sortearlos felizmente.

También existen y existirán ámbitos internos para construir acuerdos de convivencia, y para la mediación si fuera necesario, así como distintos acuerdos formalizados en los Estatutos, Reglamentos y todo tipo de decisiones que vayamos tomando en el futuro.

× WhatsApp